english version

english version

Viajar a Marruecos ¿En coche propio, alquilado o transportes públicos?

La verdad es que creo que las todas las opciones pueden ser válidas, todo depende del tipo de viaje que tengas pensado hacer. Cosas como el presupuesto, si vas a visitar una ciudad o varias, si viajas en grupo o con niños pueden determinar qué tipo de transporte es el que mejor se adapta a tu viaje.

En este artículo te hablaré de las opciones para viajar a Marruecos, con coche o sin él, propio o alquilado y de cuando es buena idea simplemente moverse en transporte público.

Otros artículos que te pueden interesar:

Viajar a Marruecos en coche propio

Pros

  • Libertad de movimientos. Qué duda cabe que tener tu propio coche te da mucha libertad a la hora de moverte, sin tener en cuenta horarios de trenes o autobuses por ejemplo. Y si quieres parar un rato, paras, si quieres desviarte del recorrido y comer en un sitio del que te han hablado bien, lo haces, no importa si se te hace tarde por la noche o decides iniciar la marcha bien temprano en la mañana, tú marcas el ritmo.
  • Equipaje de más a la ida. Si viajas en tu propio coche no tendrás que comerte mucho la cabeza con la limitación de equipaje. Se acabó pesar maletas o elegir entre esa chaqueta o aquellos zapatos porque todo no cabe. Incluso podrás llevarte contigo esos objetos que te hacen sentir como en casa, tu almohada preferida o esa novela de 500 páginas de tapa dura que tienes a medias. No digamos equipaje específico como documentos de trabajo, equipo fotográfico, libros, tu tabla de surf o bicicleta. En el caso de viajar con niños o bebés tener un poco más de espacio extra también puede marcar la diferencia.
  • Equipaje de más a la vuelta. Marruecos es un país con una artesanía preciosa y que gusta a todos, y si tienes tu propio coche el asunto de "y ahora cómo me llevo todo esto" ya no será un problema. ¿Que quieres comprarte una alfombra de 20 kilos de peso?, no hay problema, ¿una vajilla quizás? tranquilo que llegará de una pieza.
  • Buenas carreteras. Sobretodo entre grandes ciudades te encontrarás con buenas autopistas, bien indicadas y con áreas de servicio. 

Contras

  • ¿Un coche?, un trasto. Si tu viaje va a ser corto, tus movimientos escasos o dentro de la misma ciudad, el coche puede llegar a ser más un trasto que otra cosa. Las grandes ciudades tienen buen transporte público 24/7, barato, y que cubre todas las zonas. Así que según en qué casos es más recomendable coger taxis cuando sea necesario y ya.
  • ¿Dónde lo dejo? Siempre que vayas a hacer noche tendrás que planteártelo. Tendrás que alojarte en hoteles con parking ( y muchas veces con menos encanto ) o informarte previamente de dónde dejar tu coche por las noches, sobretodo en alojamientos urbanos.
  • En las medinas no hay parking. Esto es importante recordarlo si sobretodo has elegido un riad en una zona antigua de la ciudad donde te encuentres. En estas medinas no es que no haya parking, es que ni siquiera transitan coches, así que tendrás que dejar tu coche fuera de las murallas y caminar hasta tu hotel. Si viajas con ese exceso de equipaje del que hablaba antes, esta caminata puede ser un poco pesada. Así que o parking o riad con encanto, muchas veces tendrás que elegir entre una de ellas.
  • El precio del barco. Tenlo en cuenta si tu presupuesto es ajustado. Los ferrys que cruzan el estrecho no son especialmente baratos y si además vienes conduciendo desde el norte de España, el presupuesto antes de llegar a Marruecos ya puede ser de un pico.
  • Conducir a veces puede no ser tan sencillo. Así como en autopistas la conducción es muy normal, en ciudades grandes puede ser un poco caótico, los núcleos aveces no están bien indicados y si además es tu primera vez en la ciudad orientarse puede no ser tan fácil.

 Alquilar uno

De nuevo depende de cada caso, pero alquilar un coche en destino puede ser muy buena opción, permitiéndote llegar directamente en avión a la ciudad que elijas y no perder tanto tiempo en carretera. Si vas a estar en zonas urbanas pero quieres hacer alguna excursión puntual o moverte por los alrededores puede ser interesante alquilar uno para esos momentos. Los coches como siempre los puedes recoger en los aeropuertos y cuentas con las típicas multinacionales de renting.

En contra estaría el precio, si necesitas alquilar un coche durante muchos días quizás haya que plantearse otras alternativas.

 

Transporte público

Pros

  • El transporte público cubre hasta el último rincón del país. Sea en tren, bus o taxi puedes hacer desde desplazamientos de unas manzanas a cientos de kilómetros.
  • El taxi compartido, ese gran invento. Es especialmente versátil, ya que puedes hacer recorridos cortos o muy largos, compartirlos o no, a cualquier hora del día y a un precio muy asequible. Infórmate de la parada de taxis desde donde sale el que te interesa ( ya que no todos salen del mismo sitio ), paga por tu asiento ( o por el taxi completo ) e inicia tu viaje. 
  • En general el transporte público es muy barato, sea en tren, bus o taxi, así que si tu presupuesto es ajustado es la mejor opción.
  • No tener que buscar parking, o preocuparte de la seguridad de tu coche. Aprovechar para descansar en cada desplazamiento o darte a la lectura.

Contras

  • Falta de libertad. Tener que condicionar tu viaje a horarios de salida de tren o bus y no poder moverte con más libertad.
  • Desplazamientos largos. Sobretodo cuando se recorren distancias por zonas rurales y en bus los viajes pueden resultar muy largos y no necesariamente porque estemos recorriendo grandes distancias. Hay veces que para recorrer 200km puedes tardar 7 horas, bien porque las carreteras son sinuosas, porque tiene muchas paradas...
  • Si viajas con niños o bebés estos desplazamientos tan largos pueden ser un poco pesados.
  • Los taxis o buses no constan en muchos casos con aire acondicionado o calefacción y si estás haciendo un viaje largo esto puede ser un hándicap, sobretodo en zonas de climas extremos.

 

  

Entonces qué es mejor?

En coche si:

  • Te vas a mover mucho, sobretodo por zonas rurales. Si viajas con niños o bebés y tienes pensado pasar mucho tiempo en carretera.
  • Necesitas llevar o traer muchas cosas.
  • Quieres moverte con libertad en todo momento, sobretodo en zonas apartadas.

En transporte público si:

  • Tu estancia será principalmente en un núcleo urbano. Recuerda que para desplazamientos puntuales puedes alquilar un coche o coger un taxi o bus.
  • Tu presupuesto es reducido. El coche tiene sus ventajas pero qué duda cabe que es más caro que viajar sin él: hoteles con parking, ferry, gasolina...
  • Quieres alojarte en núcleos históricos ya que los coches no entran en ellos ni los riad cuentan con parking. 

 

Escrito por Lilypu

Escrito por Lilypu

Viendo y viviendo Tetuán con ojos de fuera, pero muy desde dentro.
 
Otros artículos